Es probable que en algún momento hayas escuchado que Cruz Roja vende la sangre que extrae en la Comunidad de Madrid a la sanidad privada. Si es así, debes saber que no es cierto: toda la sangre que extraen en sus unidades móviles va a parar al Centro de Transfusión de la región, desde donde la distribuyen a centros tanto públicos como privados.

En 2013 el Servicio Madrileño de Salud firmó un convenio con Cruz Roja mediante el cual estos últimos asumían la extracción de sangre extrahospitalaria en la región. A cambio, la Comunidad de Madrid abonaría a Cruz Roja 67€ por bolsa extraída que, según nos dicen desde esta organización, sirven "para compensar los costes" del personal sanitario, las unidades móviles y los materiales que se requieren para hacer las extracciones, aunque algunos de ellos como los tubos o las bolsas para la extracción también son facilitadas por la Comunidad de Madrid.

Convenio Cruz Roja - Comunidad de Madrid by Maldita.es on Scribd

Según Cruz Roja, que en 2019 ha pasado a percibir 68,65€ por bolsa de sangre, esta "contraprestación no cubre los costes reales" por lo que, dicen, tienen que asumir con recursos propios el resto del gasto. Maldita.es no ha podido verificarlo de forma independiente.

En cualquier caso, desde 2014 la Comunidad de Madrid ha pagado más de 38 millones de euros por este servicio, según datos facilitados por Cruz Roja.

Tal y como se especifica en el convenio, Cruz Roja también recibió de la Comunidad de Madrid seis unidades móviles y dos furgonetas para llevar a cabo el servicio de extracción de sangre extrahospitalario.

Por otra parte, Cruz Roja nos dice que tras la firma del convenio cesaron "la actividad de laboratorio y de distribución a los hospitales, siendo asumida íntegramente por el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid".

Adecetma denunció el convenio de la Comunidad de Madrid con Cruz Roja

Desde la Asociación de Empleados del Centro de Transfusión de Madrid (Adecetma), que realizaba las extracciones fuera de los hospitales antes del convenio, nos han desmentido también que la sangre extraída por Cruz Roja se venda a la sanidad privada. Sin embargo, interpusieron una denuncia contra el convenio por atribuir "a una entidad privada funciones y procedimientos propios y específicos del Centro público de Transfusión de la Comunidad de Madrid (CTCM)", además de incurrir "en gastos tan cuantiosos como innecesarios".

Esa denuncia fue inadmitida por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tras considerar que Adecetma no tenía legitimidad para denunciar el acuerdo, pero el Tribunal Supremo estimó el recurso de casación presentado por la asociación para que el TSJM "resuelva sobre el fondo de este pleito".

Cruz Roja no alcanzó el objetivo de bolsas de sangre extraídas por año

Aunque desde Cruz Roja explican que el objetivo de número de bolsas extraídas por año varía en función "de las necesidades de cada momento", el que fijaba el convenio inicialmente era de 140.000, cifra que no ha alcanzado ningún año desde que se firmó el mismo. Tampoco llegaron a las 74.000 bolsas que se fijaron en 2014, año de transición en el que la Cruz Roja y el CTCM compartieron competencias.

Cruz Roja nos asegura que el objetivo que se marcaba en el convenio fue descendiendo y que en la actualidad su "referencia es de 120.000" bolsas al año, pero que "es un objetivo flexible" puesto que "la sangre caduca" y hay que evitar se produzca un "exceso o escasez de la misma".

De hecho, en sus memorias de 2018 el Sistema Madrileño de Salud informó de que se habían cubierto las necesidades para las transfusiones ordinarias y urgentes tanto de los hospitales públicos como privados de la región.

Maldita.es ha contactado con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en reiteradas ocasiones, tanto por teléfono como por correo electrónico. No han respondido a ninguna de esas comunicaciones antes de la publicación de este artículo.