En las últimas semanas varias páginas web han publicado informaciones que afirman o dan a entender que Suecia habría cedido ante los musulmanes y estaría permitiendo la poligamia en el país. En algunos casos incluso han afirmado que son las feministas quienes han permitido que los inmigrantes tengan más de una mujer.

La fuente de la información

Los artículos citan, entre otros, al Dagens Juridik, una página web sueca que se centra en temas jurídicos y legislativos. En la interpretación que hacen de la publicación original afirman que 307 inmigrantes se habrían registrado (no llegan a especificar dónde) como polígamos y que se habrían celebrado 38 bodas entre más de dos personas.

Los matrimonios múltiples no están permitidos en territorio nacional

Skatteverket, la agencia estatal equivalente a nuestra Agencia Tributaria, es la encargada de mantener el registro de población del país. Lo que sí es posible en Suecia hoy en día es establecer en ese registro tener varios maridos o esposas, pero sólo en el caso de que esos matrimonios se hayan celebrado en un país donde es legal y que ninguno de los contrayentes tuviera conexión con Suecia a la hora de celebrarse la unión. Un matrimonio bajo ley extranjera no sería válido en Suecia -salvo bajo circunstancias especiales- en el caso de que, en el momento de contraer nupcias, uno de los contrayentes tuviera conexión con el país y existieran circunstancias que impidiesen que ese matrimonio se celebrase en territorio nacional.

En el informe sobre esta situación que Skatteverket ha elaborado y enviado al Gobierno (y en el que resaltan que consideran 38 matrimonios existentes, celebrados en terceros países donde son legales, como polígamos) la Agencia propone realizar cambios en la ley para que no puedan ser registrados ni reconocidos. Actualmente sí lo son, a semejanza de otros países que en sus regulaciones establecen reconocimientos mutuos entre países con criterios matrimoniales muy dispares.

En resumen, no es legal celebrar una unión polígama en territorio nacional sueco ni fuera de sus fronteras en el caso de que algún contrayente tenga conexión con Suecia, quedando el reconocimiento limitado a casos muy concretos.

¿Cuál es la situación en España?

En España el código penal contempla lo siguiente en su artículo 217, dentro del título "Delitos contra las relaciones familiares":

El que contrajere segundo o ulterior matrimonio, a sabiendas de que subsiste legalmente el anterior, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año

Si bien en nuestro país las uniones polígamas celebradas en el extranjero no pueden ser registradas (e incluso el Tribunal Supremo considera que es circunstancia suficiente para negar la ciudadanía española) el Estado firmó en el año 1979 un convenio sobre Seguridad Social entre España y Marruecos que contiene el siguiente artículo:

Artículo 23. La pensión de viudedad causada por un trabajador marroquí será distribuida, en su caso, por partes iguales y definitivamente entre quienes resulten ser, conforme a la legislación marroquí, beneficiarias de dicha prestación.

La Seguridad Social ha denegado la pensión en repetidos casos a la segunda y posteriores mujeres pero son ya varias las ocasiones en las que la Justicia, en virtud del citado artículo, considera que todas las esposas del matrimonio legalmente celebrado en Marruecos tienen derecho a percibir la pensión de viudedad, partiéndose una misma pensión entre tantas solicitantes existan. El último de estos casos es la Sentencia 121/2018 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.