En la madrugada del viernes 26 de julio de 2019 un agente de los Carabinieri de 35 años, Mario Cerciello Rega, es asesinado en Roma (Italia). Según la versión oficial publicada por los Carabinieri en Facebook a las 9:28 de la mañana, el agente recibió 11 puñaladas "por 100 euros y una dosis de droga" cuando intervino en un supuesto caso de venta de drogas.

Ni aquí ni en ningún canal de difusión mencionaron hasta ese momento la nacionalidad de los agresores. Sin embargo, las redes sociales y algunos medios publicaron que los atacantes eran "dos norteafricanos".

Esto ha resultado ser un bulo ya que dos estadounidenses confesaron ante las autoridades italianas ser los autores del crimen. Sin embargo, fue difundido por el propio ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, que enlazó a una pieza de Il Messagero que hablaba de "dos norteafricanos" y llamó "a la caza" del atacante y a "detener a ese bastardo que esta noche mató a un carabinieri a puñaladas".

Os lo contamos:

Mario Cerciello Rega recibió 11 puñaladas "por 100 euros y una dosis de droga"

A las 9:28 de la mañana del 26 de julio la cuenta oficial en Facebook de los carabinieri, cuerpo dependiente del Ministerio de Denfesa, alertó de lo sucedido:

"Mario Cerciello Rega, de 35 años, estaba casado desde hace 42 días y hacía 13 [días] que fue su cumpleaños. Murió esta noche en Roma tras 11 puñaladas por 100 euros y 1 dosis de droga, la mercancía de un ilícito intercambio entre dos jóvenes sospechosos y otros sujetos".

También publicaron lo mismo en Instagram y en Twitter.

En la web tan sólo recogieron en el apartado de "noticias" y no de "comunicados" lo que la agencia italiana Italpress había recogido: las palabras del ministro Giuseppe Conte lamentando su muerte.

Matteo Salvini difundió el bulo en Facebook y pidió dar "caza" a los atacantes

Pese a que ni en el post de Facebook, ni en el de Twitter (publicada a las 9:32) ni en Instagram ni en la web de los Carabinieri mencionaron la nacionalidad de los presuntos atacantes, el ministro del Interior, Matteo Salvini, desde su perfil de Facebook compartió una publicación de Il Messagero que señalaba a "dos norteafricanos" como los presuntos atacantes de Mario Rega. ("Roma, carabiniere ucciso a coltellate in centro: caccia a due nordafricani").

Desde aquí, el político llamó a dar "caza al hombre en Roma" para así "detener a ese bastardo que esta noche mató a un carabinieri a puñaladas".

Después, Salvini en la televisión italiania RAI 1 indicó que los agresores eran "dos sujetos casi seguramente no italianos" (minuto 0:49).

Otros políticos italianos difundieron el bulo: "¿Quién sabe cómo llegaron a Italia los dos norteafricanos?"

No solo Salvini difundió este falso contenido. A las 10:30 Giorgia Meloni, del partido Fratelli d'Italia, también difundió el enlace que aseguraba que los atacantes eran "dos norteafricanos".

A 11 de la mañana, Luca Marsella, el concejal del X municipio de Roma, y perteneciente a la organización política CasaPound, se pregunta en un tuit, que ya ha borrado: "¿Quién sabe cómo llegaron a Italia los dos norteafricanos?". Y especulaba "tal vez en uno de esos barcos #ong. Y tal vez algún parlamentario de #Pd [Partito Democratico] le estrechó su mano y los ayudó a aterrizar".

Varias cuentas aseguraron que los atacantes eran "tres ciudadanos de origen marroquí y uno de origen argelino"

Según indican desde el medio italiano Wired, este bulo fue publicado por un colega de la víctima y, después, difundido por varias cuentas en Facebook que movieron las fotos tipo carnet de cuatro varones con el rostro parcialmente tapado y asegurando que se trataba de los supuestos atacantes: 3 ciudadanos de origen marroquí y uno de origen argelino.

Una de ellas, denominada "Puntato" y autodefinida como "La App de Oficiales de Policía", difundió la imagen de cuatro personas que nada tenían que ver con los agresores.

También otra cuenta de Facebook denonimanda "Soli non siamo nulla. UNITI Saremo TUTTO" replicó el contenido y lo mantuvo online durante seis horas obteniendo más de 4.000 compartidos. Desde Wired indican que tras la gestión de estas cuentas se encuentran oficiales de La Guardia di Finanza y de Carabinieri.

Il Messagero, la agencia Ansa y la Reppublica también difundieron el bulo

Desde el medio IlPost señalan que la web Secoloditalia fue la primera en titular como los presuntos atacantes a "dos norteafricanos", la publicación fue a las 8:45 de la mañana. [Carabiniere assassinato stanotte a coltellate da due nordafricani vicino al Vaticano]

Además, como ya hemos dicho, medios como Il Messagero publicaron que los agresores eran "dos norteafricanos", un titular que difundió después Salvini. Desde su cuenta en Twitter publicaron tres tuits en relación al caso, el primero a las 8:59 asegurando: "Un carabinieri asesinado a puñaladas en el centro de Roma. Caza a dos norteafricanos". Pese a que los titulares de las noticias ya han sido modificados, en ninguna de las piezas han dejado constancia del error.

En el segundo, lanzado a las 9:30, aseguran que se ha identificado al asesino norteafricano: "alto, 1,80 y mechas".

Y el tercero, a las 9:31, se hacía eco de las frases de Salvini y su "caza a un norteafricano", pidiendo para él "trabajos forzosos de por vida".

También la agencia de noticias italiana ANSA indicó que los dos delincuentes "eran probablemente africanos". Ni el tuit que publicaron ni la pieza han sido borrados hasta el momento de esta publicación.

Por su parte, la Repubblica, que también aseguró que se trataba de dos norteafricanos en su pieza sí ha ha rectificado y ha dejado constancia de ello al final de su pieza.

Los presuntos atacantes son, en realidad, estadounidenses

La nota prensa publicada al día siguiente, 27 de julio de 2019, indica que los presuntos autores son dos estadounidenses de 19 años acusados de asesinato junto con el agravante del delito de extorsión.

La investigación, según cuentan, continuó a través del visionado de las cámaras de vigilancia y testimonios de testigos que permitieron a los investigadores dar con los responsables del "atroz crimen". Según detallan, los atacantes estaban alojados en un hotel de Roma, "listos para abandonar el territorio nacional".

En el hotel, indican, las autoridades hallaron e incautaron después el arma homicida, "un cuchillo de considerable tamaño, escondido tras un panel del techo, así como la ropa usada durante el delito". Una vez llegaron al cuartel ambos fueron integrrogados por los carabinieri, quienes ante "las pruebas abrumadores", acabaron confesando.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes la maldita Elena Parra. Gracias Elena.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.