En los últimos días ha estado circulando el audio de un hombre que aporta datos falsos sobre la PIRMI, una renta mínima abonada por la Generalitat de Cataluña, en el que dice que un “magrebí” que esperaba frente a él en la cola del banco se jactó de no tener que trabajar al recibir mensualmente más de 1800€ a través de la PIRMI. Es falso.

“Resulta que esta mañana estaba en una oficina de La Caixa y delante mío había un hombre de unos 30 o 40 años magrebí […] Le he dicho al de La Caixa, oye, perdona, sé que a lo mejor es secreto profesional pero, ¿este tío está cobrando mucho? […] El de La Caixa dice, pues mira, cobra 1072€ él y 250€ al mes por cada uno de los tres hijos que tiene. Osea, que el tío se saca más de 1800€ al mes tocándose los huevos”.

Para empezar, la PIRMI ya no existe. Fue sustituida en 2017 por la Renta Garantizada de la Ciudadanía (RGC), una asignación que desde el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Cataluña nos confirman que no puede alcanzar los 1800€ de los que habla el audio.

No, no cobran 1078€ por persona ni 250€ por cada hijo

La grabación asegura que el hombre recibe 1072€ sólo por él, además de otros 250€ al mes “por cada uno de los tres hijos que tiene”. Ambas afirmaciones son falsas, tal y como se puede apreciar en esta tabla publicada en la web del Departamento de Trabajo.

En la actualidad una sola persona percibe una ayuda de 604€ mensuales a través de la RGC, no 1072€.

Tampoco es posible que reciba 250€ “por cada uno de los tres hijos que tiene” –750€ en total– dado que la cifra resultante sería superior a los 1042€ que recibe una familia de cuatro miembros.

Si el padre “magrebí” tuviera una pareja sentimental la ayuda sería de 1112€, puesto que la unidad familiar estaría compuesta por cinco miembros. Ni aun así se alcanzarían los 1800€ de los que habla el bulo.

Con la PIRMI en vigor tampoco se podían alcanzar los 1.800€ a través de esta ayuda*

Tampoco sería posible que el “magrebí” recibiera una asignación de 1.800€ cuando la PIRMI estaba en vigor.

Las cantidades asociadas a esta ayuda se fijaron a través de la RE/496/2011 y no se cambiaron hasta el 14 de septiembre de 2017 –al día siguiente ya tenían efecto las prestaciones de la RGC–.

La prestación económica básica de la PIRMI era de 423,70€ al mes, a los que habría que sumar los 55,29€ mensuales que recibiría por cada uno de los otros miembros que conforman la unidad laboral: en este caso, tres hijos y la pareja del padre si es que la tiene –a partir del cuarto miembro son 35,59€ al mes–.

En ninguno de los dos supuestos podría alcanzar los 1.800€ de los que habla el bulo.

Tampoco se llegaría a esa cifra incluso si el padre cobrase la ayuda complementaria por tener un hijo con al menos el 33% de discapacidad (82,94€ al mes), o la ayuda complementaria de 148,30€ para la inserción laboral.

El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias nos dice que “no hay un límite temporal” para recibir la RGC pero que “en la práctica” es improbable que se reciba la ayuda de forma vitalicia, como se dice en el audio, ya que el benefactor tiene que estar inscrito en el Servicio Público de Ocupación de Cataluña y perdería la RGC en caso de rechazar “una oferta de trabajo adecuada”.

No, la RGC no es sólo para inmigrantes

Otras publicaciones aseguran que la RGC es exclusiva para “inmigrantes ilegales o refugiados”, además de mujeres que presenten “un informe de servicios sociales o denuncia de violencia de género con sólo indicios”. Es falso.

La Ley 14/2017, por la que se regula la Renta Garantizada de Ciudadanía, no tiene como requisito estar en alguna de esas situaciones para percibir la ayuda. De hecho, se tiene que “residir legalmente en Cataluña” para acceder a la misma. Las personas en situación irregular no pueden cobrar la RGC.

*El 29 de enero de 2019 añadimos el párrafo marcado con el asterisco (*) como completo a la información utilizada para verificar el bulo.