El 1 de octubre lo cambió todo. Fue el día en que nos dimos cuenta de que, ante nuestras narices, existía un fenómeno de desinformación como el que habíamos visto en otros países.

Claro que la desinformación estaba presente antes en España: los bulos, las patrañas, han existido siempre, pero esta vez éramos todos conscientes de que aquí teníamos nuestro propio boom de desinformación. Y no sólo nosotros nos dimos cuenta: fuera de nuestras fronteras se empezó a hablar de los bulos que habían surgido el 1-O (y días anteriores y posteriores) en Cataluña como un fenómeno a estudiar.

Hubo bulos de ambos lados. Y no, no hay pruebas de que la desinformación del “lado independentista” la hiciera Rusia. No hay pruebas ni de la procedencia de su creación original ni datos de su impacto real. ¿Si los bulos independentistas los hizo Rusia, quién creó la desinformación “constitucionalista”? Es mucho más complicado que señalar uno o varios culpables.

Cuando el campo está embarrado y parece que no se puede avanzar, la desinformación vuela como nunca. Se aprovecha de lo mismo que embarra ese terreno: miedo, odio y ganas de venganza. Todos podemos caer en un bulo porque nadie está vacunado contra los propios miedos y contra el odio. Estos son algunos de los ejemplos de la desinformación de esos días. Ejemplos puntuales que pueden dar muestra de una situación.

No hubo un niño de 6 años que quedó paralítico por una una carga ni de la Policia ni de la Guardia Civil

Es un bulo que se empezó a extender en redes sociales. El Departament de Salut dijo que había dos personas heridas graves: un infarto y una persona que recibió un pelotazo en un ojo.

No murió ningún policía destinado en Barcelona por un infarto

Durante estos días sí murió un UIP, pero no destinado en Cataluña sino que estaba en su casa de Valladolid. Lo confirmó la propia Policía Nacional.

La foto de la “Policía Nacional” contra los bomberos no es del 1-O

Los policías que cargan contra bomberos en la foto no son policías nacionales. Son Mossos d’Esquadra contra bomberos en 2013.

La foto del policía nacional que no fue agredido el 1-O en Cataluña

Es una imagen de 2008 de agricultores agrediendo a un policía en Almería.

La chica a la que no rompieron todos los dedos de la mano

Un testimonio que conmovió y atrajo mucha atención: una mujer contaba  que le habían roto uno a uno todos los dedos de la mano. Ya fuera por el miedo o por otra razón no era cierto que tuviera los dedos rotos. Tenía una capsulitis (inflamación)

La señora que desalojaron de un colegio y relacionaban en un foto con Otegi

No, la señora desalojada el 1-O de un colegio en Girona no es la misma que fue fotografiada con Arnaldo Otegi. Nosotros hablamos con ella. Se llama Fina y no tiene una hermana gemela.

La foto del joven sangrando en la cabeza que era de 2012

La foto de un joven con la cabeza llena de sangre y que se tapa la herida no es del 1-O. Es de 2012, durante las cargas policiales contra las protestas de los mineros en Madrid.

El Whatsapp que circuló diciendo que sólo se pudo votar en 62 mesas era falso

Se viralizó un mensaje diciendo que sólo se pudo votar en 62 mesas y que la Generalitat mentía con los datos. Era falso.

La foto y el vídeo de un niño agredido y con la cabeza sangrando no era del 1-O

La foto es real y la agresión existió. Sucedió en 2012. Los Mossos le golpearon en la manifestación de la huelga general, no la Policía Nacional y no el 1-O.

El apoyo de Estonia al referéndum catalán es falso

Un bulo que surgió justo antes del 1-O. El Primer Ministro estonio no declaró que “Cataluña tiene derecho a decidir su propio futuro”. Todo surgió de una cuenta verificada por Twitter y que en realidad era un troll que se hacía pasar por Delegado de la Generalitat en Estonia.

No solo en el 1 de octubre tuvimos ración de bulos; las elecciones del 21 de diciembre se convirtieron en otro caladero para la desinformación.

10 bulos sobre las elecciones del 21 de diciembre

1. No, Indra no cuenta votos en las elecciones. Te lo explicamos.

2. No, las fotos de niños formando lazos amarillos no tenían nada que ver con Cataluña. Eran lazos amarillos contra el cáncer,

3. No, las imágenes de tarjetas censales que circularon por redes no eran tarjetas falsas. Las comprobamos.

Aquí puedes leer más sobre el bulo de las falsas tarjetas censales.

4. No, el libro que Albert Rivera enseñó en el Congreso sobre los “Països Catalans” no era un libro de texto

5. No, no hubo 210.000 personas más censadas para votar en estas elecciones

6. No, los bomberos de Vic no colocaron una pancarta de “Llibertat presos polítics”

7. No, Arrimadas no es la que sale con la bandera falangista 

Tampoco ha dicho que su padre sea albañi.

8. No, Carme Forcadell nunca dijo que le merecía más respeto un etarra que un delincuente común

9. No, las personas que amenazaron a Puigdemont e Iglesias subidos a un tanque no eran militares, eran civiles

10. No, los independentistas no pidieron que se metiera un lazo amarillo en el sobre electoral 

 

Bulos en las huelgas generales en Cataluña de 2017

Con motivo de las huelgas generales catalanas del 3 de octubre de 2017​ y del 8 de noviembre circularon varios bulos. Uno de ellos lo llevó a una comisión del Congreso el exministro Zoido: Un foto de unos niños que decían que habían sido utilizados para cortar una carretera. La foto era real, pero la carretera no había sido cortada utilizando esos niños. Es la C-32 a la altura de Mataró y los niños están a 150 metros del corte.

En la huelga de noviembre también circuló un mensaje que decía que la Delegación del Gobierno en Cataluña había pedido que se les informara si los Mossos no actuaban durante la jornada de huelga. Era falso.

Y recuerda que en nuestro buscador puedes chequear tú mismo si algo es un bulo o denunciarlo si aún no lo hemos desmentido.