Maldita Tecnología
16/10/2020

¿Es malo dejar el cargador enchufado siempre? El consumo de energía es mínimo, pero no es recomendable hacerlo

Que levante la mano el que enchufa el cargador del móvil a una regleta y no lo saca de ahí hasta que se ha envuelto en pelusa. Es una práctica más que común en nuestras casas, y por eso nos habéis preguntado si los cargadores consumen energía cuando están conectados a la red pero sin estar cargando ningún aparato y si se pueden estropear por ello. Desde ya os decimos que el consumo de energía es mínimo y que el cargador no tiene por qué estropearse, siempre y cuando se utilice con el dispositivo original con el que se corresponde. Vamos con la explicación.

Los cargadores de hoy en día están diseñados para que al estar enchufados, aun no teniendo un dispositivo conectado, no acumulen demasiada energía y no se recaliente el transformador. Es decir, como si tuvieran un pequeño accionador que si no detectan un dispositivo al final del cable, no dejan que absorba demasiada energía. Y eso es determinante en el consumo. Ahora vamos a ello.

Es importante utilizar el cargador original del dispositivo

¿Qué pasa con la vida útil de los cargadores? Es decir, con darles un mal uso y cargar dispositivos que no son los originales del cargador. Por ejemplo, usar el cargador universal de unos auriculares inalámbricos para el móvil o viceversa. Pues que ahí sí que podemos estar forzando sin saberlo tanto al cargador como el dispositivo.

"Cuando el cargador es malo emite más de lo que debería: si es muy grande termina quemando el cable o rompiéndose él porque si metes más energía de la que permite, empieza a entrar a lo bruto a la batería", explica a Maldita Tecnología Joaquín Galván, ingeniero del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid.

Utiliza una analogía para dar más contexto: imaginad que el cargador fuese como una bomba de agua y el cable una tubería. Si bombea menos agua de la que entra en la tubería, en principio no tiene por qué pasar nada, pero si le pones más agua de la que la tubería puede soportar, empezaría a empujar con tanta fuerza que terminaría por estropear el conducto. O sea, que lo que hay al final del conducto (el móvil) también sufriría el desgaste.

El consumo de energía es mínimo, pero aun así no se recomienda dejarlos puestos siempre

Como os decíamos, el consumo energético de un cargador puesto sin desenchufar es mínimo. Desde la organización FACUA nos recalcan que "el consumo del cargador cuando está enchufado a la red realmente es muy pequeño" y que depende del cargador (si es más antiguo o si se está cargando un móvil, por ejemplo, con el cargador de una cámara).

Aun así, hablan de una diferencia de "céntimos" en la factura de la luz. "Lo que sí puede ser relevante es la vida del cargador", tal y como os explicábamos un poco más arriba.

Tened en cuenta que no es solo el cargador del móvil lo que se deja enchufado. ¿Qué hay de los cables de la televisión, del router de internet, de las cadenas de música...? Son cables que "no vemos" normalmente y que sin embargo también están enchufados sin descanso.

"¿Tú cortas el agua todos los días en tu casa? Imagina que la cisterna tiene pérdidas por evacuación y la junta pierde agua: no es significativo pero bueno, pasa", afirma Galván. Con esto lo que quiere decir es que no es cuestión de desenchufar todos los dispositivos constantemente, puesto que a nivel energético la diferencia no va a ser muy extrema. Sin embargo, eso no quita que su recomendación sea no dejarlos siempre puestos.

Con todo, os dejamos este artículo de Xataka en el que se explica el "consumo fantasma" y los mitos y verdades que hay alrededor del consumo de los aparatos que dejamos enchufados.

Primera fecha de publicación de este artículo: 27/03/2020.

Otros artículos de Maldita.es