Maldita Tecnología
02/03/2020

Gestores de contraseñas: cómo evitar usar siempre las mismas y olvidarte de ellas

Si eres de los que sigue usando la fecha de cumpleaños de tu hija, el nombre de tu mascota o el de tu película favorita, tu solución está en los gestores de contraseñas. Son aplicaciones que actúan como una especie de caja fuerte digital que guarda bajo llave todas las contraseñas de todos los servicios online que uses para así dejar de reutilizar las claves una y otra vez y de hacerlas tan simples que no garanticen tu seguridad.

Según cuál elijas, puedes usarlo en el ordenador, en el móvil o ambos, ya que están disponibles como programa para el primero y en apps para el segundo. Hay que crearse una cuenta online y fijar una contraseña muy fuerte que te permita acceder al resto. Ahora te enseñamos algunos ejemplos.

Lo que hacen para almacenarlas de una forma segura es cifrarlas, de manera que sean ilegibles para otros programas y asocian cada una de las contraseñas a su servicio correspondiente (correo, red social, banco online,etc.). Además te recomienda claves robustas para que no te tengas que inventar una secuencia cualquiera.

No son herramientas nuevas ni mucho menos, pero cada vez las usa más gente. La Agencia por la Ciberseguridad de la Unión Europea recomienda su uso, sobre todo porque así utilizas una clave diferente para cada cuenta o página web.

Te dejamos algunas recomendaciones por si quieres ir a tiro hecho:

  • LastPass: es uno de los gestores de claves más conocidos. Lo puedes usar en el móvil, en el ordenador o en una tablet. La versión gratuita recoge prácticamente todas las funciones más básicas de almacenamiento, no sólo de contraseñas sino también de números de tarjetas de crédito (en caso de que también quieras guardarlas en tu dispositivo). Tiene una función de autocompletado que sirve para ambas cosas: contraseñas y números de tarjeta. Es decir, que si tú escribes los primeros números de tu tarjeta, la aplicación te rellena el resto. Además del generador de claves, también propone nombres de usuario para que no tengas el mismo en todas las páginas que uses, algo que tampoco es recomendable hacer.
  • Dashlane: es una aplicación enfocada a brindar el servicio pidiendo la menor cantidad de datos posible. También nos da la opción de elegir un “contacto de emergencia” que pueda acceder a nuestra cuenta por nosotros si fuera necesario y se compromete a avisarnos si detecta que datos personales han sido extraídos por un servidor ajeno. Está disponible para diferentes sistemas operativos: en el ordenador tendremos que descargar el programa y en un dispositivo pequeño como un móvil, la app. Para un solo dispositivo es gratuito, pero para utilizar en varios el precio es de poco más de tres euros al mes, como una suscripción.
  • 1Password: está diseñado para que no sólo guardes contraseñas sino también documentos y otras claves. Tiene una prueba gratuita de un mes y a partir de entonces pasa a costar tres dólares mensuales. Hay versión para todos los navegadores más conocidos.
  • KeePass: su diseño no es tan simple y cómodo como los otros tres, pero la particularidad que tiene este gestor es que es gratuito y de código abierto. Es también un poco más técnico, para aquellos que quieran una configuración de la seguridad más personalizada, ya que te permite elegir el tipo de cifrado. 

Liz Lemon Its In The Vault GIF from Lizlemon GIFs

Y recuerda: ¡de la única contraseña que sí que vas a tener que acordarte es la de entrada al propio gestor!  Una buena técnica para recordar contraseñas eficaces es elegir una frase de la que vayamos a acordarnos siempre y usar las iniciales de las palabras. Por ejemplo: “El pasado 8 de febrero vi a Rosalía en concierto”, que podría convertirse en “Ep8d2vaRec”. Cuanto más largas y aleatorias, mejor.

Los gestores de contraseñas también pueden sufrir ataques diseñados para romper sus códigos y extraer información que contengan, pero sus prestaciones de seguridad están basadas en un cifrado muy fuerte y están preparados para cerrar brechas rápidamente.

Otros artículos de Maldita.es