Cada vez conocemos más de las llamadas “cloacas de Interior”. Desde el falso informe PISA contra Podemos, que ningún juzgado admitió, a la Operación Cataluña o las últimas revelaciones de la Audiencia Nacional sobre el espionaje con fondos reservados a Luis Bárcenas. Lo último, el robo a Dina Bousselham, asesora de Iglesias, de su móvil hace tres años. El juez investiga si el robo de este teléfono fue un encargo del Ministerio del Interior del PP.

Un supuesto uso de la policía para usos partidistas del que Jorge Fernández Díaz decía que si no fuera un tema serio le sonaría “a broma”.


Lo dijo en Comisión en el Congreso hace 2 años. El 5 de abril de 2017 Jorge Fernández Díaz añadía que esto no pasaba en España. Que España “no es Corea del Norte”


No le gustaba al exministro el uso de los términos “policía privada” ni “policía política” y decía que sería “gravísimo” que ocurriera algo así.

Irene Montero le preguntó varias veces por las investigaciones ilegales a Podemos por parte de la policía, lo hizo en esa comisión parlamentaria de abril de 2017. Él negó en varias ocasiones todo. “Le rogaría que me creyera” pedía Fernández Díaz.

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!