¡Feliz viernes, malditos y malditas! Una semana más, aquí llega nuestro Consultorio Científico, pensado para resolver aquellas dudas y preguntas que nos vais enviando durante la semana a través de Twitter, Facebook y nuestro correo: [email protected]

¿Es la osteopatía una pseudoterapia?

Ante una época de estrés y dolores de espalda, un conocido te recomienda ir a su osteópata, que a él le funciona. Tú antes de decidirte, echas un ojo en internet para entender mejor qué es eso de la osteopatía, pero esto no hace más que aumentar la confusión: en unos sitios lees que es una práctica científicamente dudosa, en otros descubres que muchos fisioterapeutas incluyen la osteopatía dentro de sus servicios, ¿en qué quedamos?

via GIPHY

La osteopatía se considera una pseudoterapia porque está basada en principios no demostrados científicamente, como que todo el organismo está interconectado y que manipulando los huesos y músculos se pueden solucionar enfermedades y problemas de salud no relacionados con esos músculos y huesos, como dolores de cabeza, migrañas, menstruaciones dolorosas, problemas digestivos, depresión o cólicos en bebés.

Las evidencias disponibles hasta ahora sugieren que la osteopatía y otras terapias de manipulación de huesos y músculos son igual de eficaces para tratar el dolor de espalda que otros tratamientos como la fisioterapia o el ejercicio terapéutico. Pero no hay evidencias sólidas de que sirva para tratar esas otras dolencias no relacionadas con el sistema musculoesquelético.

¿Puede la estevia causar problemas de fertilidad?

Antes de responder a esta pregunta hay que distinguir entre el edulcorante llamado estevia, que ha pasado todos los controles sanitarios necesarios y se vende en Europa bajo la identificación E-960, y la planta llamada estevia, cuya venta directa al público está prohibida en Europa porque tiene compuestos con efectos farmacológicos.

Entre esos efectos está una reducción de la tensión arterial y, si su uso es continuado durante un largo periodo de tiempo, puede afectar a la fertilidadNada de todo esto se aplica al edulcorante que puedes comprar en el supermercado, que se considera seguro y no parece tener estos efectos.

via GIPHY

¿Teñirse el pelo aumenta el riesgo de cáncer?

Nos lo habéis preguntado y la respuesta no es simplemente “sí” o “no”. Vamos a ello.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos explica que los tintes para el pelo que se comercializaban en los años 70 cuando teñirse comenzó a ser algo generalizado contenían algunas sustancias químicas, como las llamadas aminas aromáticas, que se clasificaron como cancerígenas para animales y como posibles cancerígenos para los humanos, especialmente en casos de cáncer de vejiga y linfoma entre otros. Desde mediados hasta finales de los años 70, los fabricantes de esos tintes fueron sustituyendo esos componentes por otros y no hay evidencias para asegurar que estos nuevos ingredientes también aumenten el riesgo de cáncer.

via GIPHY

Las investigaciones al respecto siguen desarrollándose y de momento los resultados son contradictorios: algunos han encontrado una relación entre el uso personal de tintes para el pelo y el riesgo de leucemia, linfoma, cáncer de mama, de vejiga y otros cánceres, y otros no. Por eso la 
IARC, la agencia internacional de investigación sobre el cáncer, ha concluido que no se puede clasificar ese uso personal en cuanto a su acción cancerígena para el ser humano. 

Lo que sí considera la IARC como un probable cancerígeno es el trabajo en una peluquería o barbería, por la constante exposición a tintes y otros productos similares. 

¿Son más sanos los alimentos ecológicos?

Los alimentos ecológicos son considerablemente más caros pero… ¿se corresponde eso con una mejor calidad nutricional? La respuesta es que no, según las evidencias disponibles a día de hoy.

El etiquetado de los alimentos como ecológicos es una cuestión legal. Para llevar este distintivo deben cumplir con la legislación europea, en concreto con el Reglamento europeo 834/2007, aunque este verano se ha aprobado el siguiente reglamento, que entrará en vigor el 1 de enero de 2021. Según estas normas, para que un producto pueda venderse como ecológico debe cumplir determinadas normas durante su producción, principalmente favorecer el uso de los recursos de la zona y la época de su producción; respetar los ciclos del suelo; evitar siempre que sea posible el uso de fertilizantes, herbicidas y pesticidas sintéticos y eliminar el uso de transgénicos (excepto en los medicamentos). Los productores deben pasar las correspondientes auditorías y pagar las correspondientes tasas.

via GIPHY

¿Hace eso que sean mejores? No tenemos una respuesta clara. Un gran estudio sobre este tema sugería que las frutas y verduras orgánicas tienen un mayor contenido de antioxidantes y una menor presencia de pesticidas y metales. Otro estudio realizado por el mismo equipo concluía que los lácteos provenientes de la ganadería ecológica contienen niveles más altos de ácidos grasos omega 3.

Pero esto no significa automáticamente que sean mejores para la salud ni el estudio hace ningún comentario al respecto, principalmente porque todos esos nutrientes se encuentran de sobra en una dieta equilibrada consumiendo productos no ecológicos y una vez cubiertas sus necesidades, nuestro cuerpo no absorbe mayor cantidad de ellos. En cuanto a la presencia de pesticidas, los productos no ecológicos pasan controles para asegurarse de que no superan los niveles máximos permitidos por la normativa, así que aunque sea mayor, sigue siendo baja y dentro de niveles controlados.

Por estos motivos, a día de hoy no hay evidencias de que comer comida ecológica sea mejor y que justifiquen ese precio más alto, aunque puede haber gente que lo considere razonable por otros motivos, principalmente por salud. 

¡Pregunta a tu médico!

Siempre os decimos que estamos encantados de ayudaros y responder a vuestras preguntas. Pero también os decimos que, para algunas preguntas, no nos necesitáis a nosotros sino a un médico especialista que conozca vuestro caso y pueda orientaros: diagnósticos concretos, consejos de alimentación, aplicación de unos y otros tratamientos…

via GIPHY

Acudid a un médico, a dos, a tres o a los que os hagan falta hasta que resolváis todas vuestras dudas sobre cómo cuidar de vuestra salud. Para todo lo demás, recordad, ¡haceos [email protected]!

Te necesitamos para luchar contra la desinformación y la mentira en el discurso público. Contigo es más difícil que nos la cuelen. Te necesitamos: Hazte [email protected] y recibe nuestra newsletter con el maldito resumen de la semana.

HAZTE MALDITA