¡Hola, malditas y malditos. Ya es viernes otra vez y una semana más, aquí llega nuestro Consultorio Científico, pensado para resolver aquellas dudas y preguntas que nos vais enviando durante la semana a través de Twitter, Facebook, WhatsApp y nuestro correo: [email protected]

¿Hay una nueva señal del ictus?

Ya sois varios los que nos habéis preguntado por una cadena dice que hay una nueva señal para detectar un ictus. Lo habéis hecho por nuestro servicio de WhatsApp, el 655 19 85 38. 

Hasta ahora, dice la cadena, había cuatro cosas que probar para saber si una persona está sufriendo un ictus: pedirle que hable, que levante los dos brazos, que sonría y que sople. Si tiene dificultad con cualquiera de esas tareas, debes llamar a una ambulancia. La cadena dice que ahora hay una nueva: pedirle que saque la lengua. Si está “torcida” es un síntoma del ictus. ¿Qué hay de cierto en todo esto? 

via GIPHY

“Lo de sonreír, hablar, soplar y lo de sacar la lengua, podría ser un síntoma de ictus, aunque en realidad el síntoma básico es a tener de repente la boca torcida, lo que lógicamente dificultaría estas tareas. También se puede asociar la dificultad para levantar los dos brazos”, nos responde la Sociedad Española de Neurología.

La Sociedad Española de Neurología nos señala los principales síntomas del ictus: pérdida de fuerza repentina de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo; alteración en la percepción de estímulos y sensación de “acorchamiento u hormigueo” de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo; pérdida súbita de visión parcial o total en uno o ambos ojos; alteración repentina del habla, dificultad para expresarse y ser entendido por quien nos escucha; desequilibrio, dolor de cabeza súbito de intensidad inhabitual y sin causa aparente y sensación de vértigo.

Aunque la gran mayoría de los pacientes que sufren un ictus suelen presentar una combinación de varios de estos síntomas, con solo experimentar uno de ellos, ya es motivo de urgencia, nos dice la Sociedad Española de Neurología. Ante los primeros síntomas de ictus debe llamarse inmediatamente al 112 y no trasladar al paciente por medios propios al hospital o al centro de salud.

En resumen, la dificultad para hablar, sonreír, soplar, levantar los brazos y sacar la lengua hacia un lado pueden ser síntomas de un ictus pero en lo que debemos fijarnos es en si de repente la boca está torcida. En ese caso habría que llamar al 112 y esperar a una ambulancia.

¿Es malo beber leche? ¿Y necesario? ¿Y antinatural? 

La leche se ha convertido en un alimento polémico. Tras la aprobación en Cataluña de la venta directa de leche cruda analizamos sus posibles riesgos. Ahora es el turno de otras cuestiones por las que nos habéis preguntado.

Beber leche es sano salvo que tengas algún tipo de intolerancia o alergia a algunos de sus componentes. Para los niños, la leche es una fuente clave de calcio, vitamina D, proteínas y micronutrientes. No obstante, la Escuela de Salud Pública de Harvard considera que debe consumirse de forma moderada: uno o dos vasos al día de leche semi o desnatada, según esta institución.

Hay otras fuentes de calcio más allá de la leche por lo que tampoco es un alimento irreemplazable: la col tiene un enorme contenido de calcio. Ningún alimento es insustituible porque podemos lograr los nutrientes que nos aportan por otras fuentes.

via GIPHY

Otra acusación que oímos a menudo contra la leche es que su consumo es antinatural. Seguramente habrás oído que somos el único animal que bebe leche en edad adulta. Primero, técnicamente eso es falso: se ha observado a gatos callejeros de la Isla de Guadalupe beber leche directamente de las mamas de elefantes marinos que están alimentando a sus crías.

Si los humanos (aunque no todos) somos capaces de beber leche de adultos es porque tenemos una enzima, llamada lactasa, encargada de digerir la lactosa. Todas las crías de mamífero la generan, pero es cierto que en la mayoría de los mamíferos decae al llegar a la edad adulta.

En el caso de los humanos, determinadas mutaciones que se expandieron por Europa y algunas zonas de África hacen que los adultos sigan siendo capaces de digerir la lactosa. Por ello, la población de origen europeo tiene, en general, mayor capacidad de metabolizar la lactosa que la población asiática. En total solo el 35% de la población humana es capaz de digerir la lactosa pasados los 8 años.

Nos permitimos añadir que, como antinatural, también es antinatural beber cerveza o comer croquetas, pero eso no parece provocar tanta polémica.

¿Se descubrió hace más de 80 años una cura para el cáncer?

Un vídeo de Facebook con más de 8 millones de reproducciones habla de una cura para el cáncer descubierta hace 84 años pero su investigación se suspendió al poco tiempo. ¿Qué hay de cierto?

El vídeo en cuestión

El supuesto responsable de esta panacea contra el cáncer fue el inventor estadounidense Royal Rife, fallecido en 1971. Según el vídeo, desarrolló una máquina que supuestamente atacaba a las células con cáncer en base a que todos los organismos resuenan en una frecuencia específica, por lo que se podía usar esa frecuencia para eliminar células concretas. 

Es verdad que se ha investigado cómo tratar el cáncer con radiofrecuencia y se ha concluido que ondas similares, pero diferentes, a las usadas por Rife afectan a las células tumorales sin afectar a las no cancerosas. Pero esto no se ha hecho en humanos y la investigación está en fase muy preliminar. Aunque haya cierta evidencia de que ondas de baja energía como las de Rife podrían matar células cancerosas, es necesaria más investigación. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU) tampoco ha aprobado la máquina de Rife como tratamiento para el cáncer

¿Es peligrosa la tecnología 5G?

El 5G, la quinta generación de tecnologías de la telefonía móvil, sustituirá al 4G en algún momento. De momento está en fase experimental pero en algunos sectores ya empieza a generar recelos y achacarle males como Alzheimer, cáncer, diabetes…

Ya os explicamos en este texto que no existen evidencias de que los móviles ni el wifi produzcan cáncer ni otras enfermedades, pero hemos hablado con Alberto Nájera, físico y profesor de Radiología y Medicina Física en la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla–La Mancha, para que nos ayude a explicar por qué no hay de qué preocuparse.

No hay ninguna evidencia” de que produzca las enfermedades y efectos adversos en la salud que los ‘anti-5G’ dicen que producirá “ni con el 4G, ni con el 3G”.

via GIPHY

El 5G utilizará frecuencias que ya se están utilizando en el 4G más una banda superior de una frecuencia todavía no definida. “El 5G dirigirá muchísimo mejor la radiación de punto a punto. En vez de inundarlo todo con radiación como hace la radio, el móvil, cuando necesite cobertura, buscará el mejor camino para dirigir el haz“, explica Nájera. Con la tecnología actual se emite más potencia pero con el 5G se concentrará la energía. Como resultado, los móviles emitirán menos radiación.

En el caso de las antenas, se pasará de antenas que “inundan todo de radiación” a múltiples microantenas que “lanzarán un haz para cada dispositivo” con lo que la intensidad de la radiación se reducirá y 
las comunicaciones serán más rápidas al subir la frecuencia.

Al haber más antenas, estarán más cerca y la emisión de radiación será más baja. Mientras los niveles de radiación del wifi y 4G están el 0,025% del nivel máximo permitido, en las pruebas pilotos el 5G está dando 0,012%, la mitad que la tecnología actual.

El siguiente vídeo en inglés te explica en 6 minutos todo lo que necesitas saber sobre el 5G.

En resumen, no hay evidencia de que la radiación electromagnética en la intensidad que utilizará el 5G tenga efectos adversos para salud y de hecho supondrá un nivel de radiación menor que la tecnología actual. 

¿Tiene memoria genética la miel?

Si le echas agua a la miel en un bol y la mueves aparecerán patrones del panal de abeja por la memoria genética de la miel. O al menos así lo dice un vídeo viral en Twitter.

Panales de abeja

La realidad nos la explica Beatriz Robles, tecnóloga de alimentos y dietista-nutricionista. “Lo que vemos es el efecto del movimiento del agua sobre la miel debido a las tensiones superficiales de ambas. También depende de la superficie en la que esté: solo ocurre si se colocan sobre un bol cóncavo”. ¿Y qué ocurre con la memoria genética que dice el vídeo?

La miel no tiene genes. “Los genes están contenidos en células, pero la miel está formada por compuestos químicos, no por células. La miel sí puede contener partículas de polen que a su vez contendrían material genético. Pero, por supuesto, el ADN del polen que potencialmente está en la miel no “sabe” ni mucho menos que esa miel una vez estuvo en un panal de cera con forma hexagonal”, nos explica Beatriz Robles.

Y por último…

Desde Maldita Ciencia estamos encantados de que nos enviéis todas vuestras preguntas, creemos firmemente que entre todos es más fácil que no nos la cuelen.

Pero también sabemos que para muchas cuestiones, a quien tenéis que acudir es a un médico, a uno de verdad.

Creemos que aunque internet es una herramienta muy útil para buscar información, en ningún caso debería sustituir el consejo de un profesional titulado que conozca vuestro caso. Así que os animamos a coger estas dudas y consultarlas con vuestro médico y a pedir todas las opiniones médicas que necesitéis para sentiros satisfechos con la información recibida.

#FundaMaldita.

Te necesitamos para luchar contra la mentira. Llevamos un año detectando, comprobando, desmintiendo y viralizando la verdad con tu ayuda y queremos seguir construyendo Maldita.es contigo.

Queremos convertirnos en fundación para no ser propiedad de nadie y hemos empezado un crowdfunding. Dona si puedes y difunde en redes.

Hazte embajador/a de Maldita.es