MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

Maldita Ciencia
03/04/2019

No, no hay evidencias de que las terapias con delfines sean efectivas

Otra de las dudas que nos habéis hecho llegar durante la semana es si es cierto que la interacción con delfines puede influir positivamente en ciertos trastornos infantiles como el síndrome de Down, autismo, parálisis cerebral e incluso coma y otros, según aseguran los centros que ofertan la llamada delfinoterapia

Entre otras vías, la duda procede de este tuit que muestra a través de un vídeo cómo estos animales “tranquilizan” (supuestamente) a niños. Este artículo del Huffington Post incluso se refiere a un delfín, Mateo, como un ayudante de terapia indispensable e “infinitamente paciente con las necesidades especiales de los niños” en un centro que ofrece esta terapia en Curaçao, una isla en el sur del mar Caribe.

Sin embargo, no hay evidencias científicas de que la terapia con delfines tenga efectos positivos fuera del placebo: hay que tener en cuenta que recibir este tratamiento supone viajar a un lugar nuevo, navegar por océanos tropicales y disfrutar de un ambiente de optimismo que podría influir en el estado de ánimo del niño. Gran parte de la información sobre los beneficios de esta técnica, además, procede de anécdotas personales o estudios científicos con métodos difusos e intereses económicos.

via GIPHY

Entre las supuestas herramientas de curación de estos animales, según explica este artículo de Hal Herzog, profesor de Psicología en la Universidad de California, destacan los llamados “campos de fuerza de bioenergía” que generan al comunicarse entre sí, además de la capacidad de alterar directamente las ondas cerebrales humanas. Otras webs, añaden que estas señales “son capaces de afectar a la doble hélice genética y estimulan al sistema nervioso central del pacienteyla liberación de hormonas ligadas a la relajación y mitigación del dolor”.

Nada de todo esto tiene sentido científicamente, pero puede convertirse en la última esperanza de muchos padres dispuestos a hacer cualquier cosa y a cualquier precio para ayudar a sus hijas e hijos.

Algunas investigaciones han evaluado los métodos utilizados en estudios que probaban la efectividad de la terapia. Los resultados desvelaron que en ninguno de los casos se seguía los estándares mínimos necesarios para que estos fuesen válidos (muy pocos casos estudiados, control inadecuado de los grupos, incapacidad de separar los beneficios de la interacción con delfines del efecto placebo e intereses económicos evidentes). Es decir, no hay bases para creer que la terapia con delfines sea efectiva para ningún desorden de la salud.

De hecho, este método puede tener repercusiones negativas para sus pacientes como enfermedades en la piel, mordiscos, golpes e incluso embestidas y los costes son muy elevados.

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO