Circula por las redes sociales el enlace a un post con fecha de 2014 que alerta sobre los supuestos peligrosos efectos secundarios del omeprazol, un medicamento muy común que se toma como protector estomacal ante los efectos del reflujo gastroesofágico. En el titular de ese post se advierte de que el omeprazol "acaba con tu salud", y en el texto se asegura que su consumo puede terminar derivando en "anemia, depresión, daño neurológico o demencia".

Pero no, no es cierto que el omeprazol "acabe con nuestra salud". Como cualquier medicamento, este protector gástrico tiene efectos secundarios y debe tomarse siguiendo indicaciones médicas, pero los beneficios que aporta a las personas que lo necesitan superan los riesgos y si se toma bajo control médico no hay motivos para tenerle miedo.

El principal temor que causa el omeprazol, y que se menciona en ese post, tiene que ver con el potencial que tiene para causar un déficit de vitamina B12. El origen es un estudio que menciona el post, publicado en 2013 en la revista Journals of the American Medical Association (que analiza y explica aquí Marián García, farmacéutica y nutricionista, y aquí la Federación Española del Aparato Digestivo) que establecía esa relación. En el estudio en concreto se observaba que, entre los pacientes que toman omeprazol o medicamentos similares, el porcentaje de personas con deficiencia de vitamina B12 era mayor (un 12%) que entre los pacientes que no lo toman (un 7%), de forma que los autores concluían que el consumo de omeprazol podría favorecer la deficiencia de esta vitamina, que era más acusada en pacientes que tomaban más de 1,5 pastillas diarias durante más de 2 años.

El motivo sería que el omeprazol actúa inhibiendo la producción de ácido gástrico, y ese ácido gástrico es necesario para que durante la digestión el cuerpo pueda absorber la vitamina B12 que contienen los alimentos (especialmente la carne, el pescado, la leche o los huevos), y por eso motivo esa absorción sería más difícil, aunque no imposible del todo. Puesto que la deficiencia de vitamina B12 se relaciona a su vez con problemas como la anemia, los trastornos mentales y la demencia, de ahí la preocupación de que el omeprazol pueda terminar causando demencia.

La relación entre omeprazol y vitamina B12

Sin embargo, no hay razones para que cunda el pánico por varios motivos. Por un lado, la vitamina B12 se encuentra en alimentos frecuentes, ya mencionados, de forma que no es difícil incorporarla a la dieta. En personas que no consuman estos alimentos o no lo hagan con frecuencia (veganos, por ejemplo), existen suplementos que pueden ayudarles a alcanzar los niveles necesarios.

via GIPHY

Por otro, el consumo de omeprazol en casos puntuales no tendrá un efecto importante sobre la absorción de vitamina B12, de forma que es poco probable que termine causado esos graves problemas de salud asociados a su carencia. En cualquier caso, la recomendación más habitual, que recoge la web del Sistema Nacional de Salud británico, es que si tomas omeprazol a diario durante más de dos semanas seguidas, consultes con tu médico.

El motivo es que las personas que necesiten consumir omeprazol de forma habitual cada día durante largos periodos de tiempo deben hacerlo bajo control médico, de forma que se mantengan vigilados esos posibles efectos secundarios y se recete una suplementación de vitaminas si es necesaria.

Los efectos secundarios existen, pero hay más beneficios que riesgos

En resumen: es cierto que el consumo de omeprazol, como el de cualquier medicamento, lleva asociados algunos efectos secundarios, especialmente cuando se consumo de forma habitual durante tiempos prolongados. Por eso debe hacerse siempre bajo control médico y tomando las medidas complementarias que sean necesarias.

Pero en general se considera que sus beneficios superan a los posibles riesgos y, en concreto, no es real que "acabe con nuestra salud".