Nos habéis preguntado mucho por varias noticias que hablan de un "estudio publicado en Alemania" que dice que los coches eléctricos "emiten hasta un 28% más de CO2" que los diésel, "teniendo en cuenta la producción de sus baterías". Os explicamos qué dice ese "estudio" y por qué no se puede aplicar a países como España.

Estas noticias se basan en un artículo subido en la web del Instituto ifo (Instituto de Investigación Económica perteneciente a la Universidad de Munich). Antes de explicarlo, hay que aclarar que el artículo no ha sido ni va a ser publicado en ninguna revista científica de revisión de pares, el procedimiento habitual en la comunidad científica para presentar y validar investigaciones.

"Nuestro estudio aplica el conocimiento actual y usa datos de fuentes existentes. Estos estudios no se publican normalmente en publicaciones de revisiones de pares", ha explicado a Maldita.es Hans-Werner Sinn, expresidente del Instituto ifo, profesor emérito de la Universidad de Munich y uno de los tres autores del artículo.

Las cifras del estudio

La comparativa final entre ambos coches da entre un 11% y un 28% más de emisiones de dióxido de carbono por kilómetro para el coche eléctrico frente al coche diésel utilizando el mix eléctrico alemán.

Parte del motivo por el que los coches eléctricos salen perdiendo en esta comparativa está en que la electricidad en Alemania procede mayoritariamente de combustibles fósiles. Según el trabajo, el 52,6% de la electricidad alemana fue producida a partir de combustibles fósiles y el mix eléctrico alemán produjo 550 gramos de CO2 por kWh (kilovatio-hora).

¿Cómo se han calculado las emisiones de cada uno?

El artículo en cuestión utiliza las mediciones oficiales de emisiones de dióxido de carbono (CO2) para comparar dos coches de "tamaño similar": el Mercedes C 220 d (diésel) y el Tesla Modelo 3 (eléctrico).

Para estimar la emisión del coche eléctrico en todo su ciclo de vida, los autores han sumado el CO2 emitido en la fabricación del coche y de la batería, el emitido en la producción de electricidad de Alemania en 2018 y
el emitido durante el reciclaje de la batería. Utilizando el resultado de ese cálculo pretenden obtener el total de las emisiones de dióxido de carbono del vehículo y las reflejan por kilómetro recorrido para poder hacer una comparación.

Con el mismo objetivo, al hacer el cálculo de las emisiones del coche diésel no sólo han tomado lo emitido teóricamente por el tubo de escape sino que también han sumado estimaciones de las emisiones en la producción del combustible y del vehículo.

Este cálculo sólo sirve para Alemania

Explicado el artículo en que se basan las noticias, debemos aclarar un punto clave: que un coche eléctrico emita más CO2 que uno diésel depende de las fuentes de electricidad del país.

Hans-Werner Sinn, el coautor del estudio, aclara a Maldita.es que en base a su trabajo no se puede deducir que los coches eléctricos emiten más CO2 en términos generales: el cálculo se realizó con el mix energético de Alemania. "En Francia, que tiene mucha energía nuclear, el coche eléctrico emite mucho menos CO2 que en Alemania", aclara.

Lo que dicen los estudios publicados en revistas científicas

Mientras que este trabajo, en base a dos modelos de coches, concluye que con las fuentes de electricidad de Alemania en el año 2018 un coche eléctrico emite más dióxido de carbono, otros estudios y herramientas afirman lo contrario.

Un estudio científico del Trancik Lab del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) publicado en 2016 en una revista científica de revisión por pares analizó las emisiones de CO2 de todo el ciclo de vida de 125 vehículos de venta en base al mix eléctrico de Estados Unidos (623 gramos de CO2 por kWh frente a los 550 gramos de CO2 por kWh de Alemania). El estudio concluía que la estimación de la emisión global de los vehículos eléctricos era muy inferior a los coches de combustión interna, tanto diésel como de gasolina, pese a que Estados Unidos emite más dióxido de carbono en la producción de electricidad que Alemania. El equipo del estudio también ha desarrollado la herramienta Carboncounter para calcular y comparar la emisión de los distintos coches analizados bajo distintas condiciones.

Otro estudio publicado en una revista científica en el año 2010, este de la Universidad de Oxford, analizó las emisiones de dióxido de carbono del ciclo de vida completo de tres coches eléctricos en Francia, Estados Unidos y Reino Unido. El resultado fue que los coches eléctricos emiten menos CO2 que la flota existente, incluso en Estados Unidos, donde la producción de electricidad en aquel momento era mayor en CO2 que en Alemania en el trabajo analizado.

¿Y qué pasa con este estudio de Volkswagen?

Hans-Werner Sinn, el coautor del estudio y expresidente de la institución que ha colgado en su web el trabajo, ha remitido a Maldita.es a "un estudio de Volkswagen" según el cual el coche eléctrico (e-Golf) tiene una ligera mayor emisión de CO2 que el diesel (Golf TDI) bajo el mix eléctrico alemán para defender que no es el único trabajo que llega a esas sus mismas conclusiones.

El estudio de Volkswagen concluye que el Golf TDI (diésel) actual emitiría 140 gramos de CO2 por kilómetro en promedio durante toda su vida útil tras recorrer 200.000 kilómetros, mientras que el e-Golf (eléctrico) emitiría 142 gramos de CO2 por kilómetro tras el mismo uso utilizando el mix eléctrico alemán pero sólo 119 gramos de CO2 por kilómetro con el mix eléctrico de la Unión Europea. Es decir, bajo el mix eléctrico de Alemania el coche eléctrico de Volkswagen emitiría un 1% más de CO2 por kilómetro frente a la reducción de un 15% con el mix eléctrico de la Unión Europea.

Aún así, Volkswagen nos ha explicado que aunque el eGolf y diésel con el mix eléctrico alemán "están en el mismo nivel", hay que considerar que "los mixes eléctricos a nivel mundial mejoran cada año. Eso significa que" el coche eléctrico de Volkswagen "sería mejor en el ciclo de vida, también en Alemania" que el diésel.

Este estudio de Volkswagen tampoco está publicado en ninguna revista científica y sólo está disponible una presentación de 23 diapositivas donde no está presente la metodología del análisis. Maldita.es ha solicitado al fabricante de automóviles alemán más materiales de este trabajo pero Volkswagen ha respondido que no puede mandar "todavía" documentos pero "están trabajando en ello".

Sólo analiza el CO2, no otros contaminantes

Otros medios han optado por utilizar este artículo para afirmar también que "el coche eléctrico contamina más que un diésel".

Como ya explicamos cuando hablamos sobre la contaminación de los diésel y los gasolina, el dióxido de carbono se considera contaminante por ser un gas de efecto invernadero pero es inocuo para la salud humana y del resto de seres vivos. El artículo se centra exclusivamente en el dióxido de carbono, no en contaminantes emitidos por el tubo de escape de los coches diésel como el dióxido de nitrógeno y las partículas en suspensión que sí tienen un efecto nocivo.