Maldita Ciencia
01/10/2020

Las afirmaciones falsas de este vídeo de Natalia Prego sobre el coronavirus y el uso de mascarillas

Nos habéis preguntado por este vídeo en el que la defensora de teorías conspiranoicas y negacionista del coronavirus Natalia Prego afirma que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las mascarillas pueden provocar varias enfermedades, que las PCR dan muchos falsos positivos y que los asintomáticos no pueden contagiar. No es cierto. Os contamos lo que sabemos al respecto. 

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

No es la primera vez que se viraliza un vídeo de Prego sobre el coronavirus y el uso de mascarillas. En Maldita.es ya os hablamos en marzo de un audio suyo sobre el coronavirus y por qué no le debes hacer caso y en mayo desmontamos las mentiras y afirmaciones sin evidencia científica del vídeo de Natalia Prego y otros supuestos médicos contra el uso de las mascarillas.

Natalia Prego es médica de familia en activo colegiada en Pontevedra. El Colegio Médico de Pontevedra ha informado a Maldita.es que la Comisión Deontológica del Colegio Médico está estudiando sus declaraciones sobre la COVID-19 y remitirá un informe con las conclusiones.

Es falso que las mascarillas provoquen muchas enfermedades (y la OMS no ha afirmado nada parecido)

Prego afirma que “el 5 de junio de 2020 la OMS describe uno por uno los efectos dañinos del uso de mascarillas a nivel poblacional en personas sanas”. Entre ellos, cita “enfermedades respiratorias, alto riesgo de autocontaminación, proliferación de microorganismos, neumonías, infecciones de vías respiratorias altas y vías respiratorias bajas por el uso de mascarillas”. 

Este es el documento publicado por la OMS el 5 de junio. En él, el organismo da recomendaciones sobre el uso de mascarillas en el contexto de la COVID-19. Entre los posibles riesgos de utilizarlas, no cita ni las enfermedades respiratorias, ni las neumonías ni las infecciones de vías respiratorias. 

Sí que considera que al usar mascarillas existe el riesgo de la autoinfección por tocar o reutilizar una mascarilla contaminada, la dificultad para respirar o el dolor de cabeza en el caso de determinadas mascarillas, la incomodidad o la falsa sensación de seguridad que pueden conferir que podría llevar al incumplimiento de otras medidas profilácticas. 

Como ya os hemos contado en varias ocasiones, es falso que las mascarillas provoquen enfermedades. El uso prolongado de mascarilla no produce hipoxia (falta de oxígeno en el organismo). No hay evidencias científicas que demuestren que su uso provoque a sus portadores una carencia de oxígeno.

“No, el uso de mascarillas no produce hipoxia”, ha asegurado a Maldita.es María Elisa Calle, experta en Epidemiología y Salud Pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Las mascarillas, según explica, no son estancas: entra aire por los laterales y la parte superior y con ese aire entra el oxígeno y se elimina el dióxido de carbono. 

“Además, los tejidos utilizados dejan pasar el gas y el oxígeno es un gas. Respiramos oxígeno mezclado con nitrógeno y espiramos CO2, que también es un gas. Si fuera cierto, los cirujanos que intervienen durante varias horas, estarían muertos y no solo cansados”, afirma Calle, que además forma parte de la Asociación de mujeres investigadoras y tecnólogas (AMIT). “Una mascarilla funciona filtrando partículas, no gases. Para eso hacen falta dispositivos o máscaras antigas, no mascarillas”, aclara.

La OMS ahora recomienda el uso generalizado de las mascarillas

Prego afirma que la OMS ratifica que “no existe evidencia científica que avale el enmascaramiento universal de la población sana”. La posición de la Organización Mundial de la Salud respecto al uso generalizado de mascarillas ha cambiado a lo largo de la pandemia. 

Es cierto que durante meses la OMS ha afirmado que sólo necesitan llevar mascarilla quienes atienden a alguien en quien se sospeche la infección por el coronavirus y quien tiene tos o estornuda.

Pero el día 5 de junio la OMS emitió una serie de nuevas recomendaciones sobre el uso de mascarillas que incluía que “para prevenir la transmisión comunitaria de la COVID-19, los gobiernos deberían alentar al público general que use mascarilla en situaciones y entornos específicos como parte de un enfoque integral para interrumpir la transmisión del SARS-CoV-2”. Por ejemplo, en el transporte público, tiendas, los centros de trabajo, reuniones, escuelas, iglesias, mezquitas u otros lugares concurridos. 

Más allá de las recomendaciones, según Prego, “la OMS solo considera la obligatoriedad de las mascarillas en médicos, cuidadores y pacientes”. La médica cita como fuente un documento de la OMS “del 6 de abril del 2020 que se ratificó el 5 de junio”.

En dicho documento, como os acabamos de explicar, la OMS sí que aconseja llevar mascarillas en algunos casos pero no hace ninguna valoración sobre la obligatoriedad de las mismas. 

“La decisión de los gobiernos y las autoridades locales acerca de recomendar o hacer obligatorio el uso de mascarillas habrá de basarse en los criterios anteriores y en las circunstancias, la cultura, la disponibilidad de mascarillas, los recursos necesarios y las preferencias de la población en la localidad”, afirma la OMS. 

La PCR no da muchos falsos positivos 

Prego afirma que los asintomáticos “no son confirmados de enfermedad, son confirmados en positividad en PCR” e indica que la PCR da “muchísimos falsos positivos”. La PCR no da muchos falsos positivos y no es inespecífica, tal y como os explicamos aquí

José Manuel Bautista, catedrático de Biología Molecular que coordinó el laboratorio de detección COVID-19 de la Universidad Complutense de Madrid, explica que "no es cierto que la PCR que se está utilizando ahora sea inespecífica. 

Los cebadores para amplificar (sustancias necesarias en la reacción en que se basa las PCR) son específicos para SARS-CoV-2 (el coronavirus que causa la enfermedad) y no para otros virus. Está demostrado en muchas publicaciones. Hay otros PCR generalistas para detectar más coronavirus, pero los que se usan ahora son altamente específicos".

Bautista afirma que es cierto, como dice Prego, que una PCR positiva no garantiza la viabilidad del virus, pues la "PCR no determina viabilidad ni infectividad del virus, sino presencia de su material genético", pero "eso no quiere decir que sea inespecifica. De hecho es tan específica que detecta cantidades residuales de ARN del virus".

"Cuando haces PCR el problema es tener falsos negativos más que tener falsos positivos. Es más probable tener falsos negativos porque extraer ADN es un poco complicado (extraerlo del paciente, llevarlo al laboratorio, procesarlo) y es posible que el ADN se degrade o algún paso falle y dé negativo porque algo falló antes", explica a Maldita.es Benedetta Bolognesi, del Instituto de Bioingeniería IBEC de Barcelona.

Aunque los falsos positivos existen, "no es probable tener falsos positivos y tampoco lo es porque detecte otros coronavirus. La PCR es específica. Si hay discrepancia tienes que repetir la prueba".

Es falso que los asintomáticos no puedan contagiar el coronavirus 

En el vídeo Prego afirma que las personas asintomáticas “no son confirmados de enfermedad”, que "todas las medidas de distanciamiento social y de mascarillas están basadas en los asintomáticos" y que con haber confinado solo a los que tenían síntomas hubiera sido suficiente.

Es falso que las personas asintomáticas no puedan padecer la COVID-19 y que no puedan contagiar, tal y como ha defendido Prego en varias ocasiones y os hemos desmentido en Maldita.es.

"Los últimos estudios publicados indican que este virus replica bastante bien en las vías respiratorias altas, incluso antes de que aparezcan síntomas. Esto facilitaría la transmisión del virus en las 'famosas' gotículas que se expulsan al estornudar, toser, hablar, etc.", ha explicado a Maldita.es Sonia Zuñiga, investigadora del Centro Nacional de Biotecnología en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC) y cuya línea de investigación se centra en la bases moleculares de la patogénesis de coronavirus emergentes.

A pesar de que las personas asintomáticas contagiadas de COVID-19 no tosan ni estornuden con frecuencia (también tosen y estornudan por alergias u otros motivos), hay indicios de que mantener una conversación con ellas podría producir suficientes partículas en el aire como para transmitir la infección, aunque carezcan de síntomas, según un estudio de la Universidad de California (Davis, Estados Unidos), publicado en la revista científica Aerosol Science and Technology. ¿Cómo? A través de los aerosoles: partículas lo suficientemente pequeñas como para viajar por el aire.

"Una conversación habitual origina cantidades significantes de estas partículas", explica William Ristenpart, profesor de Ingeniería Química en la Universidad de California Davis (EEUU) y coautor de la investigación. Estas partículas respiratorias presentan un tamaño demasiado pequeño para poder percibirlo con el ojo humano, pero suficiente como para transportar en él virus como el de la gripe o el coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud indica que "algunos informes han indicado que las personas sin síntomas pueden transmitir el virus” aunque “aún no se sabe con qué frecuencia ocurre". De momento, según explica, continúan "evaluando la investigación en curso sobre el período de transmisión de COVID-19 y compartiendo resultados actualizados".

Primera fecha de publicación de este artículo: 03/08/2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Fact-checkers de 30 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN.

Otros artículos de Maldita.es