Maldita Ciencia
18/09/2020

Las afirmaciones falsas del vídeo en el que 160 supuestos médicos "desaprueban la vacuna anticovid" porque "cambiará nuestro ADN"

Nos habéis preguntado por diferentes publicaciones como esta que afirman que 160 supuestos médicos reunidos en Londres desaprueban una vacuna de ARN contra la COVID-19 porque cambiará nuestro ADN. Pero no hay evidencias de que las vacunas ARN modifiquen el ADN humano. Además, los supuestos médicos que desaprueban una vacuna de este tipo en el vídeo aparecen por videollamada en un programa y no son identificados adecuadamente así que no es posible saber si realmente son médicos. Os contamos lo que sabemos al respecto. 

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

No hay evidencias de que las vacunas de ARN modifiquen el ADN

El principal protagonista del vídeo, publicado el 19 de mayo de 2020, es el osteópata (aquí te contábamos por qué la osteopatía es una pseudoterapia sin respaldo científico) Rashid Buttar. En él, afirma que la vacuna que están fabricando contra la COVID-19 es una vacuna de ácido ribonucleico (ARN) y que el ARN sobreescribe nuestro ADN. “Si eso sucede, ciertamente nuestros hijos no podrán tener hijos. Más allá de eso, no sabemos qué podría ocurrirle a los hijos de nuestros hijos (segunda generación), pero lo que sí es seguro es que el genoma, el código genético, el ADN de la tercera generación (los hijos de nuestros hijos) no sería lo que es ahora”, indicó. 

Buttar ha sido acusado por la Junta de Examinadores Médicos de Carolina del Norte de falta de ética profesional en varias ocasiones como esta o esta.

Las vacunas de ARN mensajero no manipulan el ADN humano

Las vacunas basadas en ARN mensajero, en vez de basarse como las vacunas tradicionales en el virus atenuado o en proteínas de ese virus para enseñar a nuestro cuerpo a reconocerlo y combatirlo, lo que se llama antígenos, contienen una serie de instrucciones para que sean las células de nuestro cuerpo las que produzcan ese antígeno. Sin embargo, para ello no necesitan llegar hasta el ADN de nuestras células ni interactuar con su núcleo de ninguna forma, sino que actúan en lo que se llama el citoplasma celular, la parte de la célula que rodea al núcleo. Por lo tanto, no hay riesgo de que se "sobreescriba en nuestro ADN", como dice Buttar, ni lo modifique de ninguna forma.

Hay varias vacunas en desarrollo para el nuevo coronavirus que usan ARN, según informa la Organización Mundial de la Salud. Jorge Carrillo, vocal de la Sociedad Española de Inmunología e investigador en irsiCAIXA, explica a Maldita Ciencia que las vacunas ARN no modifican de ninguna forma nuestro ADN. Según cuenta, no presentan ningún problema de integración ni transformación celular.

En la misma línea se posiciona Jeannette Danbach Peña, médica especialista en infectología de la Universidad de Chile. Según ha explicado a la agencia AFP, es "absolutamente falso" que estas vacunas modifiquen nuestros genes. 

“No manipulan el ADN humano; no podrían hacerlo. Solo están diseñadas para que expresen determinadas proteínas y nuestro organismo logre identificarlas y producir las defensas necesarias. Por lo demás, esto es lo que naturalmente hace un virus, y no manipula nuestros genes: expresa proteínas”, indica.

Los supuestos 160 médicos no son identificados en el programa adecuadamente

En el programa, entraron por videollamada simultáneamente 150 personas. Buttar, después de afirmar que las vacunas de ARN modifican el ADN, les pide que levanten la mano si apoyan el uso de la vacuna contra la COVID-19 en los próximos 12 meses. Ninguno lo hace. El presentador menciona que son médicos pero en ningún momento son identificados adecuadamente.

Pero aunque lo hiciera y todos ellos fuesen efectivamente médicos, ya hemos explicado que las palabras de cualquiera, ya sean cien médicos o científicos premiados con un Nobel, no significan nada si no van acompañadas de evidencias. Y en este caso, como ya hemos explicado, lo que dice Buttar no está respaldado por el mecanismo por el que funcionan estas vacunas.

Buttar hace además durante el programa otras afirmaciones sin fundamento científico. Por ejemplo, que llevar mascarilla provoca una falta de oxígeno y reduce nuestro sistema inmunitario. No hay evidencias científicas que demuestren que su uso provoque a sus portadores una carencia de oxígeno y por lo tanto esto provoque una disminución del sistema inmunitario, tal y como os explicamos aquí.

Primera fecha de publicación del artículo: 18/09/2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Fact-checkers de 30 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN.

Otros artículos de Maldita.es