👉 HAZTE MALDITO. HAZTE MALDITA. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]
Maldita Ciencia
30/07/2020

Las afirmaciones falsas de la imagen viral que quiere que no te pongas mascarilla

Nos habéis preguntado mucho por una imagen de una mascarilla quirúrgica con varios mensajes. El principal es que usarla hace que respires tu propio dióxido de carbono. Es un bulo.

No respiras tu propio CO2 ni "tus propios desechos exhalados"

Las mascarillas no son estancas: entra aire por los laterales y la parte superior y con ese aire entra el oxígeno y se elimina el dióxido de carbono, explica a Maldita.es María Elisa Calle, experta en Epidemiología y Salud Pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

“Además, los tejidos utilizados dejan pasar el gas y el oxígeno es un gas. Respiramos oxígeno mezclado con nitrógeno y espiramos CO2, que también es un gas. Si fuera cierto, los cirujanos que intervienen durante varias horas, estarían muertos y no solo cansados”, afirma Calle. Todo eso ya lo explicamos en nuestro artículo sobre por qué no hay evidencias de que la mascarilla cause hipoxia.

No produce el síndrome de hipercapnia

La imagen también afirma que la mascarilla produce un aumento de la concentración del dióxido de carbono en la sangre (hipercapnia). Pero es falso. "No existe ningún estudio que demuestre (ni siquiera un estudio serio que lo investigue) que la mascarilla quirúrgica cause hipercapnia o hipoxia", aclara a Maldita.es Víctor Jiménez Cid, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Microbiología.

Ni impide la oxigenación pulmonar ni impide respirar correctamente

De nuevo, se vuelve a señalar en que la mascarilla no permite el intercambio de gases pero ya hemos explicado la mascarilla filtra las partículas, no los gases. Además, la médica Raquel Blasco afirma a Maldita.es que estas afirmaciones son falsas, como os explicamos en este artículo sobre mentiras y afirmaciones sin evidencia científica sobre la mascarilla.

No intoxica por micropartículas de material

Tampoco nos intoxicamos con micropartículas, que no se desprenden de la mascarilla, aclara María Elisa Calle.

¿Produce sensación de asfixia?

La sensación de asfixia que dice la imagen sólo se produce "si el que la lleva es muy ansioso o nervioso y no sabe respirar relajadamente. Hay que acostumbrarse", explica Calle. "Lo único que ocurre con las mascarillas es que son incómodas y no estamos acostumbrados", añade. Las mascarillas que más sensación de asfixia pueden causar son las FFP2 y FPP3, no las quirúrgicas, que son menos estancas.

Las mascarillas no son para usar 24 horas seguidas, "son para salir a la calle, a la compra o a recados y al movernos en transporte público. No son para llevar en casa o cuando estemos solos", explica la profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

Afirmaciones subjetivas como "simboliza mutismo" o "produce falta de libertad física y psicológica" que aparecen en la imagen no son verificables por Maldita.es.

Para acabar, un artículo publicado en Science sobre cómo reducir la transmisión del coronavirus que causa la COVID-19 afirma que "el material de la mascarilla quirúrgica reduce la probabilidad y la gravedad de la COVID-19 al reducir sustancialmente la concentración viral en el aire. Las mascarillas también protegen a los individuos no infectados de los aerosoles del SARS-CoV-2s". La conclusión del artículo es que "se necesitan mascarillas y pruebas para combatir la propagación asintomática en los aerosoles y las gotículas".*

* Actualizado el 28 de mayo con el estudio de Science.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!

Otros artículos de Maldita.es