Nos habéis preguntado en redes sociales y en nuestro número de Whatsapp (655 198 538) por una licitación de RTVE para contratar un decorado para unas posibles elecciones generales en noviembre de 2019 por 40.000 euros. Este documento es real, pero no obliga a la televisión pública a pagar este dinero si no hay elecciones, ni quiere decir que vaya a haberlas. Os lo explicamos.

El contrato queda cancelado si no se celebran elecciones

La licitación, puede consultarse en las webs de la Plataforma de Contratación del Estado y de RTVE e incluye un anexo en el que se especifica que este contrato se validará el 24 de septiembre, cuando se sepa si finalmente habrá elecciones generales (p. 17). El plazo para que un candidato a presidente del Gobierno consiga la confianza del Congreso de los Diputados acaba el 23 de septiembre, como ya explicamos. Por lo tanto, el día 24 ya se sabrá si hay o no repetición de elecciones el 10 de noviembre.

Fuente: Portal de Licitación Electrónica de RTVE

Además, la ley 9/2017 de Contratos del Sector Público indica en su artículo 152 que el contratante (en este caso RTVE) puede decidir no adjudicar un contrato aunque ya se haya publicado el concurso o licitación. 

Plazos legales: para las anteriores elecciones generales el anuncio se ha hecho con menos margen de tiempo

Tras la publicación de la licitación por parte de varios medios y representantes políticos, RTVE ha emitido un comunicado explicando que la licitación se ha publicado antes de conocerse si existirán elecciones generales debido a que, como empresa pública, debe cumplir con una serie de plazos legales.

Sin embargo, para las elecciones del 28 de abril de 2019 el anuncio de la licitación del decorado se hizo con menos tiempo de antelación: 47 días frente a los 65 de esta vez. Según el artículo 159 de la mencionada ley de Contratos, para este tipo de contratos los plazos pueden ser desde un mínimo de 20 días, suponiendo que se cumplen los plazos mínimos en cada uno de los pasos, aunque la administración está obligada a garantizar a la empresa escogida un total de doce días más, siete para enviar toda la documentación necesaria y cinco más para aportar justificaciones en caso de que la oferta elegida hubiera obtenido una puntuación demasiado baja.

Por lo tanto, para ambas elecciones la licitación se ha publicado dentro del plazo legal. Sin embargo, si se hubiera esperado al día 24 de septiembre, cuando ya se conocerá con seguridad si habrá o no elecciones, el plazo hubiera sido de 33 días, es decir, también dentro del plazo legal, aunque esto supondría una mayor agilización en todos los pasos del proceso para la administración.